Principal Blog Cambio de aceite en la caja de cambios automática: Frecuencia y necesidad

Cambio de aceite en la caja de cambios automática: Frecuencia y necesidad

Todos los talleres mecánicos insisten que el cambio del aceite de transmisión es una necesidad. Pero los propietarios de automóviles se preguntan: ¿cuándo es oportuno cambiar el aceite en la caja de cambios automática, y de verdad es necesario o se puede conducir sin hacerlo? Muchos fabricantes de cajas de transmisión automáticas modernas aseguran que el aceite puede ser utilizado durante toda la vida útil de la unidad. Las estaciones de mantenimiento sugieren cambiar el aceite de transmisión al menos cada 20-30 000 kilómetros. Entonces, ¿quién tiene razón? Vamos a investigar más a fondo este asunto.




Cambio de aceite de transmisión automática y sus funciones

Fluido de transmisión cumple muchas funciones. Además, sin él no funcionaría de manera correcta la caja de cambios automática. Porque el aceite circula por el sistema de transmisión y precisamente de él depende:

  • el estado de los componentes móviles del sistema que friccionan entre sí durante el funcionamiento de la caja de cambios, desgastándose cada vez más. ATF funciona como un lubricante evitando ese desgaste;
  • la temperatura de funcionamiento. El aceite la controla, disipa el calor de las piezas y evita el sobrecalentamiento.
  • presión del trabajo;
  • funcionamiento del sistema hidráulico;
  • el funcionamiento del convertidor de par, que transmite la potencia del cigüeñal al engranaje planetario de la caja de cambios


El fluido de trabajo tiene unas características y un compuesto específicos. Es lógico que sus propiedades se deterioren con el tiempo. El aceite pierde viscosidad y otros de sus componentes útiles y significativos, lo que afecta negativamente al estado de la transmisión automática.


Causas del descenso de la calidad del aceite de transmisión

Independientemente del lubricante utilizado, con el tiempo, sus propiedades tienden a disminuir debido a varios factores: la exposición a cargas críticas, temperatura y presión. Como resultado, el aceite pierde sus propiedades. Entre otros motivos:

  • Conducción extrema con cambios frecuentes de marcha, conducción frecuente a altas velocidades, arranques y paradas bruscos, aceleraciones rápidas.
  • Contaminación por polvo y residuos a través del sistema de refrigeración.
  • Contaminación por virutas metálicas. Con el tiempo, las piezas metálicas que friccionan producen virutas metálicas. El filtro instalado está diseñado para contenerlas. Pero si el filtro no se cambia a tiempo, se obstruye y deja escapar las virutas. Estas afluyen al aceite y lo contaminan críticamente. Por cierto, debido a la circulación constante del aceite, las virutas se depositan en todos los componentes móviles de la transmisión automática, provocando su avería.

Con el paso del tiempo, la calidad del aceite diminuye, incluso si usted cumple con todas las reglas de explotación y mantenimiento de la transmisión automática. Es decir, sus propiedades útiles se deterioran, el aceite pierde viscosidad, cambia su consistencia. Esto afecta negativamente al rendimiento de la transmisión automática y cada uno de sus componentes. Por lo tanto, es importante controlar el estado del aceite, verificar si cumple con las normas y sustituirlo según la necesidad.


Cuándo se debe cambiar el aceite de transmisión automática


La frecuencia de cambio de aceite se determina por el fabricante de la transmisión automática. Pero el plazo especificado es condicional. Además de la calidad del ATF, factores como el estilo de conducción, la marca del vehículo y su antigüedad son de gran importancia.


Para los vehículos más antiguos o con alto kilometraje, el intervalo de cambio no debe superar los 20 000 kilómetros. Para los vehículos más modernos, es cada 50 000 a 60 000 kilómetros.

Las transmisiones de variador continuo requieren un reemplazo cada 50 000 kilómetros, mientras que las transmisiones robotizadas cada 60 000 a 80 000 kilómetros. Las transmisiones Powershift y DSG cada 50 000 a 60 000 kilómetros.


Es importante tener en cuenta el estilo de conducción. Si el automóvil diariamente circula en caminos con baches y fuera de carretera, se queda pillado en atascos, arrastra remolques o carga objetos pesados, la frecuencia de cambio debe reducirse al menos un 35%. El régimen de temperatura también es crucial. El calor afecta negativamente al aceite, al igual que el frío. Por cierto, conducir con aceite frío equivale a la "muerte de la caja". Así que es fundamental calentar adecuadamente la caja para distribuir el aceite uniformemente, ya que en el frío se vuelve más espeso, lo que afecta a la calidad de la lubricación de los componentes de la caja.


Indicadores de cambio de aceite: Cómo reconocer que ha llegado el momento de cambiar el fluido

La disminución de la calidad del fluido de transmisión afecta el rendimiento de la caja de cambios automática. Si la lubricación pierde sus propiedades, las piezas de la caja de cambios comienzan a deteriorarse, lo que se manifiesta en síntomas de mal funcionamiento. Esto suele incluir vibraciones, sacudidas durante el arranque o parada, cambios de marcha, atascos o la ausencia total de cambios de marcha.
Si el estado de la caja es crítico o hay una fuerte desviación de los parámetros preestablecidos, el ordenador de a bordo informará de ello. Analizará el estado y emitirá un código de error. El mal funcionamiento de la caja es la primera indicación de una baja calidad del aceite. Pero en este caso una sustitución sería insuficiente. Lo más probable es que se necesite una reparación de los componentes de transmisión automática. En cualquier caso, es fundamental llevar el vehículo a un taller para analizar el estado de la caja y planificar su reparación, incluyendo la sustitución del ATF.

Cambio del aceite de transmisión según la marca del automóvil 


Cuando hablamos de automóviles en la misma categoría de precios, notamos que la frecuencia de cambio de aceite apenas varía. Sin embargo, cada fabricante de automóviles introduce sus propias modificaciones, lo que puede alterar dicha frecuencia. Por ejemplo, en los modelos antiguos de Toyota (fabricados antes de 1999), la frecuencia de cambio es estándar: 50-60 mil kilómetros. Pero los modelos más recientes, equipados con una transmisión moderna, utilizan un tipo completamente nuevo de ATF que puede soportar cargas críticas.


Por lo tanto, la frecuencia de cambio se extiende hasta los 90-100 mil kilómetros. No obstante, se recomienda verificar regularmente el estado del aceite en cualquier caso. Especialmente si el propietario sabe que el estilo de conducción del vehículo difiere del recomendado por el fabricante.


Cómo sustituir el aceite en la caja de cambios automática

Se practican dos tipos de cambio de aceite: el cambio de aceite completo de la transmisión automática y el cambio de aceite parcial. ¿Qué es mejor: un cambio de aceite completo o parcial en la transmisión automática? La pregunta es muy actual entre los automovilistas por razones obvias.
Cambio parcial implica el drenaje parcial del aceite sucio y usado, seguido del llenado con aceite nuevo hasta una marca determinada. Cambio completo: implica el drenaje completo, la limpieza de la caja y el uso de aceite nuevo.


Es lógico que el cambio completo sea mucho más efectivo en términos de rendimiento del vehículo. Pero también es más costoso. Además, no todas las estaciones de servicio realizan el cambio completo del fluido de transmisión usado. Esto se debe a que se requiere equipo especializado para drenarlo completamente del sistema, pero es costoso. Por lo tanto, muchos talleres simplemente realizan un drenaje estándar del aceite, sabiendo que parte de este permanecerá en el sistema.
Para los talleres y los propietarios de vehículos, el cambio parcial del aceite resulta más económico. Se drena parte del aceite mientras que otra parte permanece en el sistema. Luego, se agrega aceite nuevo que se mezcla con el fluido sucio. Como resultado, una vez que el automóvil sale del taller, el fluido ya no está en óptimas condiciones. Por esta razón, una segunda sustitución se necesitará relativamente pronto.


Sin duda alguna, un cambio de aceite completo es la mejor elección. Pero no siempre es factible. Algunos vehículos, debido a su diseño, no permiten un drenaje total del fluido usado. Por ejemplo, los fabricantes de Honda instalan cárteres no extraíbles. Para cambiar el aceite, es necesario dañar el cárter, verter el aceite nuevo y luego instalar un nuevo cárter, lo que implica un costo significativo. Por lo tanto, a menudo se opta por un cambio parcial.


Es innecesario cambiar el aceite de la transmisión automática. ¿Verdad?

Antes de mediados de la década de 2010, todos los fabricantes de automóviles recomendaban el cambio de aceite con una frecuencia específica. Sin embargo, luego la tecnología de producción de las transmisiones automáticas evolucionó. Las cajas de cambios se volvieron más adaptables a las cargas y se comenzó a producir aceite con una composición actualizada. En ese momento, BMW, AUDI y Mercedes tomaron la decisión de que el cambio de aceite ya no era necesario. Fue un avance significativo cuando en las cajas de cambios de cinco velocidades de la modificación 722.6 apareció la inscripción "para todo el período de funcionamiento". Poco después, esta inscripción aparición en todas las cajas de cambios de tipo ZF. Transcurrió poco tiempo antes de que esta inscripción se estampara en casi todas las transmisiones automáticas fabricadas. Esto se puede observar al comparar los modelos más antiguos con los fabricados desde 2010.


Sin embargo, los mismos fabricantes, líderes en transmisiones automáticas mencionados anteriormente, siguen manteniendo la periodicidad en el cambio de aceite. Simplemente, varían en términos de intervalo. Por ejemplo, la misma transmisión 722.6, que anteriormente se fabricaba con una indicación de que no era necesario cambiar el aceite, ha ajustado su periodicidad: ahora se recomienda la sustitución cada 50 000 kilómetros de kilometraje o una vez cada 3 años. Los modelos más recientes de transmisiones automáticas han extendido el intervalo y pueden requerir un cambio de aceite cada 120-130 mil kilómetros.


Los fabricantes europeos siguen afirmando que el aceite vertido es suficiente para todo el período de funcionamiento. Pero los propietarios de automóviles no saben que el fabricante implica el cambio del vehículo cada 5 años. En nuestras realidades, esto sucede muy raramente, porque solemos conducir un vehículo durante 10, 15 años. Por lo tanto, se recomienda cambiar el aceite al menos cada 5 años. Pero también es importante el modo de funcionamiento. Si el vehículo está sometido a una carga constantemente alta, la frecuencia debe reducirse


Conclusiones. ¿Cambiar el aceite en la caja de transmisión automática o no?

Como taller profesional de reparación de transmisiones automáticas, recomendamos cambiar el aceite de forma periódica, teniendo en cuenta la edad y la marca del coche, el tipo de transmisión y el modo de funcionamiento. Al mismo tiempo, es necesario controlar constantemente el estado del aceite, su color, olor y consistencia. Tenga en cuenta que:

  • El aceite nuevo es transparente, rosa o rojo. Dependiendo del kilometraje, el aceite cambia de color. El requisito principal es que sea transparente.
  • Si el aceite es opaco o turbio, y a través de él no se visualiza un paño blanco, debe cambiarse. Si el estado del aceite no es crítico, se puede hacer un cambio parcial
  • Si se visualizan virutas en el aceite o este huele a quemado, no solo es necesario sustituir el ATF, sino también efectuar un diagnóstico de la transmisión automática. Esta será una medida preventiva y ayudará a prevenir posibles averías.

El fabricante especifica los intervalos de sustitución en condiciones óptimas de funcionamiento. En nuestra realidad, con la calidad de las carreteras, se hace imposible ajustarse a estas condiciones óptimas de conducción. Por lo tanto, tenga siempre en cuenta la carga a la que está sometida la transmisión automática.

Además, recuerde que el proceso de cambio de aceite y filtro lleva varias horas y puede costar entre 300 y 500 euros. Por otro lado, la reparación de la transmisión automática, que puede ser necesaria debido a la falta de cambio oportuno del ATF, podría costar miles de euros.

En consecuencia, resulta más ventajoso y racional cambiar el aceite regularmente para evitar averías y mantener el buen estado de la transmisión automática.

Denis
Denis
10.04.2024 - 14 min
797 0

Dejar un comentario

Enviar
Enviar
Llamar WhatsApp Presupuesto 0 Carrito