Principal Blog Cómo limpiar la Válvula de Mariposa

Cómo limpiar la Válvula de Mariposa

La principal misión de la válvula de mariposa es regular el flujo de aire que entra en el colector de admisión. Su posición se ajusta en función de la posición del pedal del acelerador. El accionamiento de la válvula de mariposa puede ser mecánico (mediante un cable) o electrónico (mediante un motor eléctrico).


La posición de la válvula de mariposa se ajusta por medio de un sensor especial. Este envía la información pertinente al ECU, que a su vez decide la cantidad de combustible que debe suministrar y el cambio de modo de funcionamiento del motor. Más información sobre su construcción y funciones podrá encontrar en nuestro sitio web.


Síntomas de que la válvula de mariposa tiene suciedad acumulada


Para no confundir los síntomas que indican un ensuciamiento excesivo de hollín en la válvula de la mariposa, es mejor inspeccionar las paredes del conjunto del cuerpo del acelerador para entender si no hay acumulaciones de aceite o carbonilla visibles, entonces, seguramente, el problema no desaparecerá tan solo con limpiar la válvula de mariposa

Los síntomas propiamente dichos son los siguientes:

  • problemas para arrancar el motor;
  • el motor funciona irregularmente;
  • velocidad de ralentí inestable;
  • el régimen del motor se cala;
  • el número de revoluciones disminuye hasta la parada completa del motor


Errores en la limpieza de la válvula de mariposa

Muchos automovilistas inexpertos pueden realizar la limpieza del conjunto del acelerador de forma incorrecta, arriesgándose, como mínimo, a no conseguir el efecto deseado y, como máximo, dañarlo definitivamente, haciendo que la válvula de mariposa deje de funcionar. Por lo tanto, es importante entender cuándo se debe llevar a cabo el procedimiento de limpieza, cómo hacerlo y qué productos utilizar.

Para limpiar correctamente la válvula de mariposa NO SE DEBE:

  1. Limpiar la mariposa en cualquier situación confusa (hay incluso chistes sobre el tema).
  2. Limpiar la válvula de mariposa sin desmontarla (la eficacia de esta limpieza es insignificante, ya que a menudo solo es posible eliminar el hollín en la propia válvula de mariposa, mientras que las paredes internas y los conductos de aire de la válvula de mariposa no se limpian).
  3. Si se utiliza una fuerza excesiva al limpiar con un paño, se puede dañar tanto la mariposa como el sensor de posición del acelerador que se encuentra junto a ella.
  4. Utilización de algún cepillo en lugar de materiales blandos. Este error también suele provocar un mal funcionamiento de la válvula de mariposa, ya que en algunos conjuntos de aceleradores, la pared interior y la válvula de mariposa están recubiertas de molibdeno para que el flujo de aire sea aún más suave. A menudo, esta capa se confunde con el hollín y se elimina. Como resultado, la mariposa "corta" o deja entrar un exceso de aire (lo que aumenta las revoluciones del motor).
  5. Olvidar de realizar el proceso de aprendizaje de la válvula de mariposa después de su limpieza. Las válvulas de mariposa con pedal de aceleración electrónico necesitan ser “reaprendidas” para poder ajustar la velocidad de ralentí al valor deseado.
La limpieza de la válvula de mariposa en Mitsubishi y Nissan requiere un cuidado especial. Hay que procurar no eliminar la capa protectora, que es el revestimiento de sellado que rodea el contorno. Y también asegúrese de realizar el proceso de aprendizaje de la válvula de mariposa a los nuevos parámetros del funcionamiento del motor.

Se debe limpiar la válvula de mariposa cada 30-50.000 km.
Siguiendo todas las recomendaciones expuestas anteriormente y teniendo en cuenta los errores básicos que cometen los automovilistas inexpertos, no debería haber más preguntas sobre cómo limpiar la válvula de mariposa, ya sea mecánica o electrónica. Para la limpieza se requiere un mínimo de herramientas y costes, solamente un limpiador de carburantes, un paño limpio, y un destornillador para desmontar el conjunto.


Algoritmo de limpieza

A continuación presentamos un algoritmo detallado de la limpieza correcta de la válvula de

mariposa.

  1. Lo primero que hay que hacer es llegar a la propia válvula de mariposa. El diseño varía según el motor. Pero, por regla general, hay que quitar el conducto que va desde el estrangulador hasta el filtro de aire.
  2. Desmonte la válvula de mariposa. Para ello, desatornille algunos tornillos de sujeción (2-4 piezas) y desconecte los conectores necesarios (por ejemplo, el conector de la válvula de purga del amortiguador).
  3. Para la limpieza hay que utilizar un limpiador de carburadores. Existe una gran variedad de ellos en las tiendas de auto especializadas, y le será fácil encontrar un producto que se adapte a sus preferencias y posibilidades.
  4. También debe limpiar la rejilla protectora (si su coche tiene una).
  5. Vuelva a montar el conjunto del acelerador en orden inverso.
Recuerde que hay que limpiar la válvula de mariposa con atención para que el metal quede lo más limpio posible. De este modo, el rendimiento dinámico del vehículo mejorará después de su instalación.

Limpieza sin desmontaje

Muchos automovilistas se interesan por cómo limpiar la válvula de mariposa sin desmontarla. Estos métodos existen, pero hay que tener claro desde el principio que una limpieza eficaz únicamente es posible cuando se desmonta la válvula de mariposa.


Para ello necesitará un limpiador especial: un limpiador de tubos de admisión. Se pueden utilizar diferentes marcas. También se pueden utilizar limpiadores de válvulas EGR, WD-40 y disolventes.
Entonces, el procedimiento sin desmontar el conjunto:
  1. Al igual que en el algoritmo anterior, hay que quitar el conducto de aire para llegar al conjunto de acelerador.
  2. Con la tapa de la mariposa cerrada, rocíe la superficie con líquido limpiador y retire la suciedad limpia con un trapo.
  3. Abra la válvula de mariposa y elimine la suciedad del lateral.
  4. Asegúrese de que el producto de limpieza haya entrado en todos los conductos. El procedimiento de limpieza se realiza de la misma manera que con un paño.

Como ya hemos dicho, la válvula de mariposa debe ser desmontada del vehículo para su correcta limpieza. Y al instalarla de nuevo, es aconsejable sustituir la junta de la válvula de mariposa por una nueva. Afortunadamente, su precio no es elevado.


Según los fabricantes, estos productos deben utilizarse cada 7...10 mil kilómetros. Pero es necesario limpiar la válvula de mariposa con desmontaje cada 30 o 50 mil kilómetros.

Recuerde también que, en la mayoría de los casos, después de la limpieza, la válvula de mariposa debe pasar un proceso de aprendizaje. Este procedimiento se lleva a cabo mediante un ordenador (conectado a la ECU del coche) o manipulando el encendido y el pedal del acelerador. En este caso no es posible dar recomendaciones universales, ya que pueden variar considerablemente de un fabricante a otro e incluso de un modelo a otro. ¡Téngalo en cuenta!


Causas del ensuciamiento y cómo lidiar con ellas

Hay varias razones por las que la válvula de mariposa se ensucia con el tiempo. Evitarlos prolongará automáticamente el tiempo transcurrido entre las limpiezas. Las causas mencionadas son, entre otras, las siguientes:

  • El uso de gasolina de baja calidad. Si hay sedimentos en él, inevitablemente llegarán a la válvula de mariposa, donde se convertirán en carbonilla. Por eso, procure utilizar gasolina de buena calidad y repostar en una gasolinera de confianza.
  • Un filtro de combustible obstruido. Si no se cambia el filtro de combustible a tiempo, existe la posibilidad de que los trozos de suciedad del mismo entren en el sistema de combustible, incluido al conjunto de la válvula de mariposa.
  • Entrada de polvo y suciedad en el sistema de admisión. Esto puede deberse a varias razones: un filtro de aire obstruido, daños en la integridad del conducto de aire, diversas influencias mecánicas.
  • Gases del cárter con polvo de aceite. Son la principal causa de los depósitos de aceite en la válvula de mariposa. Estos pueden entrar en la cámara de combustión a través de la tapa de la válvula desde el sistema de ventilación del cárter. La situación se agrava por el hecho de que ellos transportan polvo de aceite. Esto es lo que se quema y se acumula en la superficie de la válvula de mariposa.

Cambie a tiempo los filtros de aire y de combustible, utilice gasolina de buena calidad y no deje que el polvo entre en el sistema de admisión de aire del coche. Esto le evitará tener que limpiar la válvula de mariposa antes de lo necesario.

Conclusión
En el caso de los fallos descritos anteriormente, compruebe el estado de la válvula de mariposa. Su limpieza no es demasiado difícil. Sin embargo, si la limpia, el rendimiento dinámico del vehículo mejorará considerablemente. Por lo tanto, no olvide realizar una limpieza periódica de la válvula de mariposa cada 30 o 50 mil kilómetros. 

Denis
Denis
31.10.2022 - 10 min
10,808 2

Comentarios

RAUL 8 Febrero a las 19:32

Hola muy bien explicado...el que lo haga mal no sabe leer. un saludo


Dejar un comentario

Enviar
Enviar
Llamar WhatsApp Presupuesto 0 Carrito